viernes, 22 de octubre de 2010

¿Cómo hacer tu Huerto Orgánico?

Hay distintas formas de hacer huertos, una forma muy interesante son los huertos orgánicos en espiral que los conocí en la página www.permacultura.cl. Les explico aquí básicamente en qué consisten y cómo hacerlos pero también pueden descargar el archivo completo al final del artículo.

Este tipo de huerto es especial para patios de espacio reducido aunque también es útil para espacios más grandes, ya que es una buena opción para concentrar el cultivo de plantas con propiedades curativas y culinarias o aromáticas, también se pueden mezclar con hortalizas.

Pero ¿por qué hacer tu huerto en espiral? Porque te permite un mejor flujo de las energías en las plantaciones, su forma está basada en la naturaleza misma. Desde la galaxia hasta nuestro ADN están organizados siguiendo este patrón, alineándonos con las fuerzas cósmicas.

Este tipo de huerto, a grandes rasgos, permite que a medida que pasa el día se den distintas sombras, lo que en beneficioso para la diversidad.

Además, en el nivel inferior del huerto se puede ubicar un recipiente con agua como una mini laguna, lo que le da la posibilidad de generar micro climas en el mismo huerto. Pudiendo cultivar otro tipo de hierbas que requieren mayor humedad para el crecimiento como menta, toronjil, cilantro y ciboulette. De esta forma, en el nivel más alto del espiral se puede cultivar plantas que necesitan más sol y le gustan los climas más secos como orégano, tomillo, salvia y romero.

Pero ¿cómo lo construyo? Estos huertos se construyen primero, seleccionando un espacio de aproximadamente dos metros de diámetro. El sentido del espiral depende del hemisferio en el que nos encontremos, en nuestro caso el espiral debe ir en sentido de las agujas del reloj, partiendo desde el nivel inferior. Luego se van realizando canteros en espiral delimitados por piedras y rellenados con tierra abonada hasta alcanzar aproximadamente tres niveles. Los límites del espiral también se pueden hacer de ladrillos reciclados y cemento. Una vez que las paredes del espiral están terminadas se comienza a rellenar el suelo.

Primero es necesario poner diario o cartón de por lo menos un centímetro de espesor para evitar que plantas que estén abajo interfieran en nuestro cultivo. Luego viene una capa de abono maduro para luego poner sobre eso una capa de mínimo dos a tres centímetros de tierra buena y se riega en forma de lluvia. Se continúa con el proceso de abono y tierra buena hasta completar el espiral. La última capa es una mezcla de partes iguales de abono, tierra buena y arena. Se mezclan muy bien y se hace una capa de tres a cinco centímetros de espesor. Finalmente se colocan las semillas y almácigos de las plantas que quieres poner en tu huerto, se cubren con una cobertura de paja de trigo y se riega muy bien. Y terminaste tu huerto ahora solamente queda bendecir tus plantas y esperar pacientemente.

Para poder realizar este tipo de huerto es necesario que le dé el sol mínimo ocho horas seguidas. Cuando no tienes suficiente espacio en tu casa o vives en departamento siempre está la opción de tener tus propias plantas en maceteros de barro, tubos verticales, etcétera. Los puedes colgar en las paredes o rejas en distintas alturas o los escalones, lo importante es ser creativo para adecuarte a tu realidad actual y no dejar para mañana lo que puedes hacer hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada