sábado, 10 de noviembre de 2012

¿Qué es la Meningitis?




Básicamente es la inflamación del tejido delgado (meninge) que rodea el cerebro y la médula espinal. Hay diferentes tipos de meningitis, pero la más común suele ser la meningitis viral.

Existen dos grandes tipos de meningitis:
1. La meningitis viral o meningitis víricas se puede contraer en el momento que el virus ingresa a nuestro cuerpo mediante la nariz o boca, moviéndose hasta y el cerebro. En general tienen un mejor pronostico.
El principal causante puede ser un enterovirus y la manera de transmisión suele ser por heces y saliva.
2. La meningitis bacteriana es poco común, pero puede producir la muerte. El inicio puede presentar una infección parecida a una gripe. Asimismo, puede taponar vasos sanguíneos del cerebro causando un derrame y lesiones cerebrales. Suele ser de carácter más grave provocando algunos efectos como sordera, entre otros.
Los microbios que producen este tipo: haemophilus influenzae tipo b, neisseria meningitidis (meningococo) y streptococcus pneumoniae (neumococo). La transmisión puede ser por aire y contacto (tos, estornudos, besos, etc.)
Las personas que suelen tener esta enfermedad presentan dificultades en su cuerpo para combatir las infecciones. Las complicaciones van a depender de que su causa sea de virus o bacteria.
Algunos Síntomas
El desarrollo de la meningitis puede ser muy rápido por lo que se recomienda acudir a un especialista a la brevedad si se observan algunos de estos síntomas:
Fuerte dolor de cabeza que no pasa con analgésicos tradicionales
Fiebre repentina (sobre 39 grados)
Rechazo a luces brillantes
Vómitos
Sarpullidos en cualquier lugar del cuerpo
Sensación de hipotermia
Inflexibilidad del cuello, rigidez de la nuca
En menores de seis meses o recién nacido: disfunción respiratoria, rechazo de alimentación, fiebre o hipotermia, irritabilidad, alteración de la conciencia, convulsiones, fuerte cambio en el estado de salud en general.

Niños entre 6 meses y edad preescolar: fiebre alta sobre 39 grados, convulsiones, compromiso de conciencia, lesiones en la piel asociada a la fiebre, irritabilidad notoria.
Preescolares y escolares: fiebre elevada o hipotermia, intenso dolor de cabeza sin buenos resultados con analgésicos tradicionales, “aspecto toxico”, vómitos constantes, lesiones en la piel, entre otros mencionados anteriormente.
Se debe actuar rápido, asiste a un servicio de salud lo más pronto posible y no lo dejes “para mañana”, un tratamiento a tiempo previene problemas graves.
Prevención
Una opción son las vacunas que pueden prevenir algunas infecciones bacterianas que provocan la meningitis. Padres de adolescentes, niños y estudiantes que comparten espacios o pasan mucho tiempo juntos, deben consultar a un médico acerca de estas vacunas.
Este artículo tiene una intención meramente informativa y en ningún caso reemplaza el diagnóstico, tratamiento, de un profesional de la salud especialista en el tema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada