jueves, 22 de noviembre de 2012

Guía para el día después del fin del mundo



Por Chilango.com con modismos mexicanos
Dicen que será el 21 de diciembre de 2012. La cercanía de la fecha nos trae en la paranoía total. Empezamos con la negación, después con los chistes, ahora estamos en pánico. Se parece tanto al amor.
Imaginemos todos que los rumores son ciertos y que el mundo se termina, la gente se vuelve loca, hay zombies por todos lados, inundaciones…, lo típico de un fin del mundo. ¿Ya lo imaginaron? Ahora hagamos la suposición de que algunos somos afortunados y sobrevivimos a todo este desastre. ¿Qué sería del mundo?, ¿Qué cambiaríamos? Aquí las respuestas a los vacíos de la vida.
Los calzones
Ok, estamos en medio del desastre. Todo está destruido. La ciudad hecha cenizas. Tal vez lo primero que haríamos sería cambiarnos los calzones, seguramente del susto sería necesario un buen par limpio. No se puede construir un mundo nuevo con la ropa interior sucia. Sería muy incómodo.
No más TV basura
Una de las ventajas de sobrevivir al fin del mundo es que no habría más programas de entretenimiento chafas, de esos donde las cosas se solucionan cuando aparece una rosa blanca. Ahora podríamos hacer cosas con buenas propuestas y calidad de contenido. Como nuestro cortometraje, por ejemplo.
Twinky zombies
Uno no puede simplemente iniciar una nueva sociedad sin tener comida para engordar. Por eso, una de nuestras propuestas sería resucitar a los difuntos twinkies. El post-apocalipsis siempre se disfruta más con un bocadillo y la panza llena.
Sacrificios
Toda sociedad salvaje necesita hacer sacrificios, sin dudas. Tenemos muchos ejemplos en la historia. Entonces, para seguir con la tradición podríamos ofrecer algunos sacrificios para resucitar a John Lennon, a cambio de Yoko Ono. O sí. La verdad es que no confíamos en ella. Justo como los mayas lo hubieran querido.
Música
No puede existir un Nuevo Orden Mundial sin buena música. Por eso es que –si sobreviviéramos el Apocalipsis– tendríamos que tomar cursos avanzados de música y rescatar el legado musical que nos dejaron los grandes; como The Beatles, The Rolling Stones, etc. y tendríamos la obligación moral de eliminar la basura musical. De nada serviría tener “borrón y cuenta nueva” si siguiéramos escuchando la misma canción de Maná.
Sexo
No hay mejor pretexto para ligar que el post-apocalipsis. ¿Recuerdas cuando te decían que no estarían contigo así fueras el último hombre del planeta? Pues ahora es una realidad. Eres el único hombre vivo y ahí está, por fin, el amor que tanto habías esperado. Ya lo demás depende de ti. La verdad tendrías que ser muy malo ligando si te batearan siendo el único hombre vivo en el mundo.
Haz patría y salva a Chilango
Una situación así sería –evidentemente– desastroza. Todos estaríamos llenos de miedo, nervios y mucha paranoia. Por lo que, algo que tendríamos que hacer, inmediatamente, sería rescatar a Chilango y Chilango.com. Así tendríamos nuestras guías de ‘Lugares para un nuevo mundo’, y listas como esta que harían de esta experiencia algo no tan desagradable.
¡Adiós al tráfico!
Tal vez formar parte de la nueva ‘raza’ de chilangos no sea tan malo…, tomando en cuenta que ya no tendríamos por qué vivir el tráfico de la ciudad. Y no sólo nos referimos al tránsito vehicular, sino que, al no existir crimen organizado ni nada parecido, tendríamos la oportunidad de crear una nueva sociedad. Lo cual nos lleva al siguiente punto.
No violencia
Si nos ponemos serios por un minuto, la verdad es que, si pudiéramos comenzar desde cero, impondríamos reglas inquebrantables de respeto en todos lo sentidos. Así, el mundo por fin sería un lugar maravilloso donde coexistir con los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada