jueves, 4 de noviembre de 2010

“Espejo virtual” ayuda a niños con parálisis cerebral a aprender sobre emociones

Tecnologías interactivas multimedia y un compañero virtual con apariencia humana conforman EMO, una aplicación desarrollada para apoyar a niños con parálisis cerebral a aprender sobre expresión facial y emociones.

Ideada por el Grupo de Aplicaciones y Procesado de Señal (GAPS) de la Universidad Politécnica de Madrid en colaboración con profesionales del Centro de Educación Especial Infanta Elena de Madrid, EMO sigue el método tradicional de enseñanza de emociones con espejo que emplean los profesores en clase.

La aplicación cuenta con la tecnología de los “agentes conversacionales personificados”, que no son más que figuras animadas y con apariencia humana, capaces de “comunicarse” con una persona. Su objetivo es que el niño imite la expresión facial de la “figura humana” que ve en la pantalla de su PC, a la vez que se ve a sí mismo a través de un “espejo virtual” implementado mediante una cámara Web (como se nota en la imagen que acompaña este post).

EMO ha sido desarrollado para un colectivo de niños de hasta 10 años con parálisis cerebral, problemas motrices severos, o con dificultades para reconocer y expresar emociones y gestos acordes al mensaje que quieren comunicar.

El programa dispone además de una serie de refuerzos positivos (pictogramas, flashes y sonidos) para interactuar con el niño. Explican sus desarrolladores que EMO facilita la utilización de la técnica de “Mago de Oz”, donde el papel de “Mago” es asumido por un profesor que controla el programa desde un PC remoto, de manera que la interacción del niño no se vería interferida por el humano, y la percepción de interactividad de la aplicación es mayor.

En definitiva, las capacidades expresivas y sociales de la aplicación hacen que se constituya como una tecnología muy prometedora en el contexto educativo de la educación especial.

Link: Compañeros virtuales y educadores emocionales (UPM)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada