martes, 9 de noviembre de 2010

La guerra en el ciberespacio chino

En estos momentos se libra una lucha en el ciberespacio de China. Y esta vez no está implicado Google, con sus intentos de expansión en el mayor mercado del mundo. En cambio se trata de dos compañías de Internet en el interior del país asiático. Tencent y Qihoo 360, que han peleado durante meses para ganar usuarios, junto con la información correspondiente.

Las acciones de Qihoo 360 han forzado a Tencent a tomar medidas drásticas y emitir un ultimátum a los internautas chinos para que elijan entre su software o el de su rival. Existen causas relevantes por las que se está dando esta pugna, tan aparentemente alejada de nuestro mercado, pero cuya repercusión se puede extender a la larga a otras partes del planeta. No hay que olvidar que China posee la mayor comunidad de personas conectadas a Internet y existen grandes compañías que crecen a marchas forzadas en su mercado.

Tencent es más conocido por su servicio de mensajería instantánea QQ y es una de las mayores compañías de Internet en China. Su crecimiento en el primer semestre del año fue de 66%. En la otra parte, Qihoo 360 ha enfocado su negocio a su producto clave, un antivirus llamado 360 Safeguard. Mientras la primera tiene 1.000 millones de usuarios activos, la segunda tiene unos 300 millones.

La pregunta es por qué dos compañías con áreas de negocio tan dispares se han enzarzado en una batalla de considerables proporciones.

Zancadillas a un gigante de Internet

Tencent lanzó un producto para competir con Qihoo 360. El éxito de esta gran compañía está en su inmensa masa de usuarios. Cuando un modelo de negocio demuestra ser una buena idea en China, la multinacional tiene los recursos para realizar una copia y ponerla a disposición de sus clientes. Lo mismo hizo cuando apareció 360 Safeguard, sacando al mercado su QQ Safety Manager el pasado mes de septiembre.

Qihoo 360 no se quedó de brazos cruzados y lanzó un nuevo programa, Privacy Protector, que informó a los internautas sobre qué tipos de datos Tencent supuestamente les estaba sustrayendo de su ordenador al usar la mensajería instantánea QQ. A mediados de octubre, Tencent tomó el camino de las acciones legales.

Por su parte Qihoo 360 lanzó su segundo ataque. Puso a disposición de los usuarios una nueva herramienta llamada KouKou Bodyguard. Una vez instalada ésta llevaba a cabo un análisis del sistema y detectaba como virus todas las funcionalidades de QQ, eliminándolas.

Aquí llega el ultimátum de Tencent. La compañía señala que no le queda más opción que dar a elegir a los internautas chinos entre su servicio o el producto de Qihoo 360. Si Tencent no actúa rápido, el programa KouKou Bodyguard se extenderá rápidamente entre sus usuarios, desmantelando su imperio de QQ.

Por este motivo ningún ordenador con el software de Qihoo 360 tendrá acceso al servicio de mensajería QQ. La empresa rival ha frenado la expansión de KouKou Bodyguard y el Ministerio de Industria e Tecnología de la Información de China ha mediado para que esta lucha termine pronto.

Significado para la industria china de Internet

La disputa entre Tencent y Qihoo 360 no es positiva para los usuarios de Internet de China, pero esta crisis puede ayudar a cambiar los hábitos de comportamiento de los internautas del país asiático.

Una de las lecciones que podrán extraer los internautas chinos tiene que ver con algo básico. Desde ahora se mostrarán más cuidadosos con el contenido que se descargan de Internet, se fijarán de dónde viene el software y qué datos podrían estar compartiendo. No es que esto vaya a ocurrir de la noche a la mañana, pero puede que signifique el comienzo de un Internet mas seguro en el espacio de China.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada