jueves, 18 de noviembre de 2010

Mujer china es condenada a un año de trabajos forzados por un retuiteo

Hay mil cosas de la cultura oriental que a nosotros por acá nos parecen absolutamente estúpidas y, ok, no vale ni la pena entrar a discutir si están en lo correcto allá o nosotros acá. Las cosas son diferentes y ya. Pero ver que a una mujer la condenan (sin siquiera haber un juicio de por medio) a “re educación a través de labores” durante un año encerrada en un campo de trabajos forzados por “alterar el orden social” al retuitear una idea satírica de su novio, creo que a cualquiera le alcanza a dar algo de rabia.

El 17 de octubre pasado Hua Chunhui, novio de la activista, puso en su Twitter: “Las manifestaciones anti-japoneses, romper productos japoneses, todo eso fue hecho hace años por Guo Quan (un activista y experto en la Masacre de Nankín). No es nada nuevo. Si hubieras querido hacerlo más interesante, inmediatamente hubieras volado a Shanghái para destrozar el pabellón japonés de la Expo”, en tono de burla hacia los jóvenes manifestantes nacionalistas chinos que rompieron productos japoneses durante una protesta.

Y luego, la afectada Cheng Jianping retuiteó el mensaje, agregando la frase “Juventud enojada, ¡a la carga!”, que a su vez había sido retuiteada por otras tres personas (hoy alcanza a 12). Diez días después, el mismo día en que se casaría con Hua, desapareció hasta que esta semana se supo que había sido detenida y sentenciada por la policía local.

“Sentenciar a alguien a un año en un campo de trabajos forzados, sin un juicio, simplemente por repetir una observación claramente satírica de otra persona en Twitter, demuestra el nivel de represión de la expresión online de China”, sostuvo Sam Zarifi, director de Amnistía Internacional para Asia-Pacífico. La organización hoy insta a las autoridades chinas a liberar a la mujer.

Realmente da rabia ver el nivel de represión existente en China, pero tampoco podemos olvidar que en Occidente también suceden cosas similares y que, pese a que suenan extrañas, nos producen menos rechazo que este caso. Para mí, en ambos casos las medidas tomasdas son reprochables.

Link: Chinese woman sentenced to a year in labour camp over tweet (Amnesty International)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada