viernes, 19 de noviembre de 2010

Voddler ofrece cine gratuito, legal y de calidad en Internet

“Aunque usted no lo crea”, podría ser el título de este post si se lo dirigiéramos a nuestros amigos de la SGAE y a los impulsores de la Ley Antidescargas o Ley Sinde: Existe un arma “antipiratería” sin represión ni amenazas. La integración del cine e Internet, sin disputas por derechos de autor, ni temores de “quiebre” de las productoras de cine, ni persecución a los usuarios… ¡Es posible!

Es la propuesta de Voddler, una empresa sueca que ofrece un catálogo gratuito de películas y series en línea, al mejor estilo de Spotify que ofrece música en la Web. El modelo de negocio de Voddler fue presentado por su director de comunicación, Anders Sjöman en el Foro Internacional de Contenidos Digitales, FICOD 2010, y se basa en dos pilares fundamentales: Alquiler y publicidad.

Al igual que Spotify, el servicio de Voddler se ofrece de dos formas: gratuito y de pago. En el gratuito, los internautas pueden ver las películas sin pagar, pero a cambio deben “soportar” un par de avisos publicitarios que aparecen antes del inicio de la misma. En el pago, pues “compras” el derecho a ver la película sin publicidad.

Eso sí, el poder de elección del usuario va más allá: Voddler te permite elegir si quieres ver la publicidad delante de la película, al final, intercalada o cuando aprietes el botón de pausa. Incluso, puedes decidir qué anuncio quieres ver, entre una serie de opciones que te presentan, todas ellas seleccionadas de acuerdo con tu perfil y los datos que aportes al momento de crear la cuenta.

Un nuevo modelo: Ganar – Ganar

Internet ha cambiado nuestra forma de acceder a los contenidos, sean música, cine o libros. Es un cambio en el modelo de las discográficas, las empresas de cine y las editoriales, que aún muchos no han querido asumir. Así llega Voddler con una misión bien clara: Conciliar a los involucrados en el negocio cinematográfico, ayudándolos a evolucionar sin que eso represente pérdidas económicas que amenacen su sustentabilidad.

El modelo de Voddler es una luz de esperanza para las productoras y los usuarios: Facilita la transición de la industria cinematográfica al mundo digital, sin que nadie salga perjudicado económicamente, dejando a la raya a la piratería. Sjöman lo explica así:

Todos deberían abrazar nuestra iniciativa (…) los consumidores, porque van a poder ver todas la películas que quieran en su casa; los publicistas, porque les ofrecemos un mercado segmentado y pueden aproximarse directamente a su cliente objetivo; y las productoras, porque les ofrecemos la fórmula para hacer la transición al mundo digital”.

Y es que la publicidad y el marketing también pueden adoptar fórmulas radicalmente diferentes en Voddler, explicó Sjöman: Al espectador se le da la capacidad de responder sobre la publicidad que desea recibir y en qué momento de la película, lo cual significa que recibirá el mensaje publicitario de un modo más receptivo, verá lo que le interesa y eso potencia de forma radical la efectividad de la publicidad.
Buena receptividad

Explica el director de comunicación de Voddler que Internet ha roto la cadena de distribución tradicional del cine, aquella por la que las películas pasan del cine al DVD, de éste a la televisión de pago y luego a la televisión en abierto. Por eso, en su oferta, Voddler incluye películas estrenadas directamente en Voddler, series hechas en exclusiva para Voddler y películas independientes que, sin haber llegado ni al cine ni al DVD, han llegado a Voddler.

Los gigantes de Hollywood ya han apostado este modelo de cine en la Red: Disney, Paramount, Warner Bross, NBC Universal o Miramax son algunas de las productoras que ya tienen acuerdos con la plataforma.

Hasta el momento se han visto en Voddler más de 4.5 millones de películas seleccionadas entre los 3.100 títulos disponibles, el 80% de los cuales están ofertados de forma gratuita y el resto como contenido de pago (la visualización de una película sin publicidad cuesta entre 2 y 4 euros / 5 dólares en promedio).

Por ahora la plataforma está disponible en versión Beta en EEUU, Suecia, Noruega, Finlandia y Dinamarca, pero se prevé una fase de expansión internacional en un plazo medio de tiempo. Así que tendremos que armarnos de paciencia y cruzar los dedos para que el modelo tenga éxito si queremos que el servicio nos llegue pronto.

Sjöman terminó su ponencia en la FICOD haciendo un llamado para que todos los usuarios se unan al movimiento de liberalización del cine y conseguir que todas las películas puedan fluir de forma legal y con calidad por Internet… En el caso español ese llamado debería ser también porque se garantice la Neutralidad de la Red, porque si no, aunque la idea de Voddler es muy tentadora, ¿se imaginan en cuánto saldrá la tarifa de Internet si toca pagar por volumen de datos?

Link: “El DVD pronto desaparecerá”, Voddler es el futuro del cine (Ficod)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada