lunes, 8 de noviembre de 2010

Cómo empezar a utilizar Spotify: servicio de música libre, legal y basado en la nube.

Spotify es un servicio de música libre, legal y basado en la nube. Lanzado en 2008 en Europa, cuenta ya con alrededor de cinco millones de usuarios y seis millones de canciones de las discográficas más importantes, así como infinidad de canciones independientes. Hay varias versiones, pero nos centraremos en la básica.

Actualmente sólo está disponible en Suecia, Noruega, Finlandia, Reino Unido, Francia y España, aunque Spotify prevee su lanzamiento en Estados Unidos a finales de este año, una tarea que se está complicando debido a la interferencia de los agentes del país.

La versión básica de Spotify se consigue a través de una invitación (ya sea a través de otro usuario o a través de una lista de espera), aunque también existe la posibilidad de pagar un servicio “Premium” con mayores ventajas que el básico, lógicamente.

He aquí una guía rápida para empezar en la versión básica de Spotify, que enseña cómo inscribirse y la manera de empezar a compartir tu música.


Una vez que obtengas tu e-mail de invitación, hay un vínculo directo dentro para configurar tu cuenta con un nombre de usuario y una contraseña. Ten cuidado al seleccionar tu nombre de usuario, ya que no es posible cambiarlo. Esto significa que tendremos que volver a registrarnos si queremos otro nombre de usuario, y para ello será necesario “mendigar” otra invitación.

Cuando hayas creado una cuenta, necesitarás descargar el software (que funciona con Windows XP/Vista/7, Mac OS X 10.4.0 y posteriores, y Linux usando Wine) a través de la opción de instalación que es habitual guardando el archivo, haciendo doble clic, y eligiendo dónde deseas se haga la instalación.

Con una cuenta de Spotify, puedes registrarte en cualquier ordenador conectado y descargar el software, aunque sólo se puede reproducir música en un ordenador al mismo tiempo.
Comienza la búsqueda de música

Con el registro completo, ahora hay varias maneras comenzar la recolección de música. La forma más rápida es a través de la casilla de búsqueda. Si no estás seguro del nombre del autor o de la canción, esta casilla te ofrecerá diversas opciones del tipo ¿Querías decir…?, tal y como hace Google.

Si estás impaciente por escuchar algunos temas, puedes empezar a escuchar la música de inmediato, mientras estás buscando otros. El mecanismo es sencillo, simplemente haz clic en la pista o álbum que desees y empezará a sonar de inmediato.

Al hacer clic en el nombre de un artista podrás ver su página principal, que incluye una biografía breve, un avatar, sus principales hits, artistas similares (siempre es bueno para descubrir nueva música y ampliar fronteras) y, a continuación, una lista desplegable de álbumes, con sus ilustraciones. Algunos artistas también ofrecen una biografía más larga.

Existe la posibilidad de estrechar la búsqueda, principalmente a través de palabras clave. Por ejemplo, podemos buscar una canción que sabemos que tiene la palabra “Príncipe” en su título.

Otras opciones permiten encontrar novedades, top de listas, u opciones para ver qué es lo más novedoso en tu país o en otros.

Crea listas de reproducción

Una vez que has encontrado las canciones que te gustan es muy fácil empezar a hacer listas de reproducción. Simplemente haz clic en “New Playlist” en el menú de la derecha para poder arrastrar y soltar las pistas. También puedes hacer clic en una canción o un álbum y seleccionar “Guardar”, que abrirá la selección de tus listas. Ten en cuenta que Spotify solo puede almacenar hasta 10.000 canciones.
Comparte canciones y listas de reproducción

Cualquier persona con Spotify puede escuchar tus canciones o listas de reproducción a través de las opciones de uso compartido. Puede hacer clic sobre una lista de reproducción y seleccionar “Copiar enlace HTTP”, que generará el siguiente vínculo:

http://open.spotify.com/user/username/playlist/692nO7eEkPIsoZiijxhlk8

Cuando alguien haga clic en ese enlace, se abrirá Spotify y mostrará tu música compartida. También puedes compartir a través de Twitter, Facebook y Delicious seleccionando “Share To”.

Si deseas realizar intercambios más interactivos haz clic en tu lista de reproducción y marca la opción “Collaborative Playlist”. Esto significa que los demás pueden agregar canciones a tu lista de reproducción. Esta característica es impresionante y funciona casi en tiempo real.

Escucha la radio de Spotify

La radio de Spotify ofrece los géneros habituales - blues, country, jazz, disco, funk, etc. – y luego también ofrece música según las décadas. Puedes elegir y combinar los géneros como mejor te parezca. Si eres una persona con gustos tan dispares como el country y el techno, con Spotify puedes tunear una estación de radio a tu medida que combine ambos géneros.

El reproductor de radio ofrece una visual de todas las canciones, tanto las que están sonando como las que van a sonar, así que puedes adelantar o atrasar las canciones que quieres escuchar a tu gusto.

De manera similar a sitios de la competencia como Last.fm, puedes optar por generar una lista de reproducción de radio sobre tu artista favorito. Basta con hacer clic en el enlace del nombre del artista y seleccionar “Artist Radio”. La lista de canciones que se generará a continuación estará formada a partir de temas de tu artista elegido, así como de artistas relacionados.

Compra canciones

Spotify ofrece la opción de comprar algunas canciones a través de su socio de descarga 7digital, aunque es probable que sea una empresa diferente cuando se lance el servicio en los EE.UU.

Cualquier canción con una flecha en un círculo en la opción “Comprar” puede ser comprada. Si lo haces por primera vez, se generará un mensaje que se asegurará que estás de acuerdo antes de darte la opción de añadir datos de la tarjeta de crédito o de débito.

La próxima vez que quieras comprar una pista no será necesario que introduzcas los detalles de tu tarjeta de nuevo, simplemente haz clic para confirmar la compra, algo extremadamente fácil.

La música se descarga en tu ordenador. Puede establecer donde quieres que se guarde, o se guardará por defecto en lugares tales como Mi Documentos o Mi música.

Los archivos tienen la extensión MP3 DRM y ocupan a partir de 192 kbps hasta 320 kbps. Se pueden descargar varias veces y ser transferidos a un reproductor de MP3 o grabarse en un CD.

Éso es todo. Ahora sólo queda disfrutar de la música de Spotify.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada