martes, 31 de mayo de 2011

Una inyección podría suplir para siempre vasectomías y preservativos



El científico Sujoy Guha, retirado del Instituto Indio de Tecnología (IIT), lleva cerca de tres décadas trabajando por cuenta propia en un nuevo mecanismo de control de natalidad para hombres que muy pronto podría convertirse en el mayor avance médico y social desde la invención de los condones.
Conocido bajo el concepto de “inhibición guiada de la esperma”, o RISUG por su sigla en inglés, se encuentra concluyendo su tercera etapa de pruebas clínicas y ha demostrado ser no sólo efectivo, sino que además reversible, a diferencia de la vasectomía que es altamente improbable que pueda ser revertida si el paciente llega a arrepentirse de su decisión.
Ello porque no requiere el corte de los conductos deferentes (los canales que transportan semen desde los testículos hacia el pene y el exterior durante una eyaculación), sino sólo un procedimiento quirúrgico donde se inyecta un polímero no tóxico que forma una cobertura al interior del ducto. Luego, al pasar la esperma a través de ellos, queda químicamente discapacitada.
Su efectividad en las pruebas ha sido de un 100% entre los cientos de hombres a los que les ha sido inyectado el compuesto y no ha mostrado ninguna falla ni reacción adversa seria. Así las cosas, su aprobación en India podría materializarse dentro de los próximos dos años y cuenta con el apoyo de la fundación liderada por Bill Gates y también la de Warren Buffett. De igual manera, ya está obteniendo autorizaciones para ser patentada en varios países.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada