miércoles, 22 de junio de 2011

Estudio: Es imposible ignorar el llanto infantil


(cc) Pedro Klien
Ni el sonido de las uñas sobre una pizarra, ni el de las sirenas de las ambulancias es tan desesperante como el de una persona llorando. Al menos eso dice un estudio publicado por psicólogos de SUNY y la Clark University en Estados Unidos.
El llanto es el sonido que más distrae de todos los que se probaron en el estudio. Los psicólogos pusieron a los participantes a tratar de resolver problemas matemáticos mientras se reproducían distintos ruidos, incluyendo una sierra aserrando madera, ruido de máquinas, un bebé llorando, adultos hablando como niños (la forma en que los adultos hablan con los bebés) y llanto y quejidos de un niño. Curiosamente estos últimos fueron grabados por un adulto y no por un niño, ya que los niños no podían hacer un “llanto convincente” actuando. Según pruebas anteriores, el llanto de un niño y el de un adulto sería lo suficientemente similar como para permitir este reemplazo.
Según el estudio, los ruidos “vocalizados”, provocados por personas, causaron más distracciones que los otros ruidos. El peor de todos fue el llanto. Un minuto de llanto provocó una mayor cantidad de errores en la solución de problemas matemáticos que cualquiera de los otros ruidos. Tanto los participantes que eran padres como los que no se vieron afectados de la misma forma.
Los psicólogos creen que esto demuestra una evolución en nuestro llanto, que nos permite ser hiper-molestosos para llamar la atención de nuestros padres o de alguien cuando lloramos, lo que tiene bastante sentido. Al menos los niños con pataletas y berrinches lo saben bien.
LinkWhining may be world’s most annoying sound (Wired)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada